sábado, 17 de mayo de 2008

El Acto Moral

2. Actos Morales
2.1. ¿Qué son actos humanos y actos del hombre?
Actos humanos son aquellos cuanto ejecutados por el hombre y «regulados» u «ordenados» por él. O, dicho de otro modo, los actos humanos considerados desde el punto de vista del «fin» o «bien», pero tomando estas palabras en toda su indeterminación, porque vamos a considerar la moral como estructura antes de entrar en su contenido. Son actos libres y deliberados.
Actos del hombre, son aquellos ut est natura quaedam, es decir son aquellos que no tienen significado moral, los que no podemos elegir -respirar, hacer la digestión y cosas por el estilo-.

2.2. ¿Qué es un acto moral?
Los actos morales son actos humanos, voluntarios, que podemos elegir realizar o no, y que podemos valorar según las normas y criterios morales que hayamos asumido previamente y según las condiciones sociohistóricas en las que nos toca vivir.
En el acto humano se distinguen tres elementos: objeto, fin y circunstancias. El objeto es la conducta concreta elegida por el agente: tal acción u omisión: esta llamada, aquel servicio, aquella agresión… El fin o intención es el propósito perseguido con dicha conducta: resolver tal problema, prestar tal servicio, ejecutar tal venganza y las circunstancias son aquellas condiciones accidentales que modifican la moralidad substancial que sin ellas tenía ya el acto humano; se trata de elementos a los que tiende la acción por sí pero no en primer lugar. Las circunstancias tradicionalmente se enumeran como 7: quién, qué, dónde, con qué medios, por qué (es el fin), cómo, cuándo; pero dado como las hemos definido no se debe incluir en ellas el fin.

2.3. Elementos del acto moral
Pueden distinguirse los siguientes elementos que integran el acto moral:
a) Sujeto moral. Es un individuo dotado de conciencia moral.
b) Motivos e intensiones: se puede decir que un mismo acto se puede realizar por diferentes motivos: buenos o malos, concientes e inconscientes.
c) Conciencia del fin que se persigue: Se entiende por ello la anticipación ideal del resultado que se pretenda alcanzar.
d) Decisión: Esta es la capacidad que tiene el sujeto para actuar por si mismo, en concordancia con lo que cree que es la mejor elección o alternativa.
e) Elección: Esta implica una elección entre varios fines posibles.
f) Medios: Se necesita, además, la conciencia de los medios para realizar el fin escogido, los medios deben ser tan morales como los fines.
g) Resultado: El empleo de los medios permite alcanzar, al fin, el resultado deseado.

2.4. Conciencia moral
"Conscientia" significa literalmente "con conocimiento" (del Latín: cum scientiā).La conciencia moral se refiere al conocimiento que un ser tiene de sí mismo, de su entorno y del comportamiento moral social, ya sea desde dimensiones normativas, teóricas, metacognitivas y dialécticas.
Las personas educadas actúan de acuerdo al nivel de interiorización de la misma. Los impulsos son pautas de comportamiento adquiridas en la sociedad, a través del tiempo. Algunos de ellos emergen consciente o inconscientemente en una persona, por cuestiones sociohistóricas, stress y presiones sociales. Aún cuando algunas veces es necesario, no es correcto vivir siempre a base de gritos, amenazas, golpes, injurias; circunstancialmente, hay que practicar la comunicación, la tolerancia y la aceptación de nuestros errores. Todo ello es con el fin de entender y practicar las reglas, hábitos y con actitudes sanas, moderadas, flexibles y reflexivas.

2.4 Tipos de conciencia moral

a. por razón del momento en que se emite el juicio: antecedente, concomitante, consecuente;
b. en relación a la norma o ley: verdadera, errónea (con ignorancia vencible o invencible);
c. por razón del asentimiento del juicio: cierta, dudosa (duda positiva o negativa);
d. por el modo habitual de emitir el juicio: delicada, escrupulosa, laxa;
e. en razón de la responsabilidad con que se emite el juicio: recta (se ajusta al dictamen de la razón), torcida (no se somete a la propia razón: hombre imprudente y temerario).